Reconstruyendo confianzas en North Mara

Enero, 2012
 

Habitantes de la localidad Kewanja en una reunión comunitaria reciente con African Barrick Gold

African Barrick Gold (ABG) se asoció con Buscando Bases Comunes (Search for Common Ground) para facilitar la resolución de conflictos y ayudar a reforzar las iniciativas de la compañía por mejorar las relaciones entre la mina North Mara y las localidades en los alrededores de la operación tanzana.

 

Buscando Bases Comunes es una organización no gubernamental (ONG) con prestigio internacional, que usa un enfoque multifacético para resolver los conflictos sin violencia y en forma adecuada a la cultura. La ONG está impartiendo capacitación en derechos humanos y solución de conflictos a la policía y a pobladores que viven y trabajan cerca de la mina North Mara. También está diseñando un mecanismo de quejas externo para enfrentar las inquietudes de la comunidad y está elaborando una propuesta con iniciativas para abordar la violencia de género en la región de Mara, entre otras cosas. Buscando Bases Comunes ya realizó cuatro sesiones de capacitación sobre derechos humanos con la policía local y se han planificado dos más por lo menos, dice Reme Moya, directora de Prácticas Sustentables de Negocios de la ONG. “Apreciaron mucho las sesiones y pidieron más”, dice, y agrega que también acaba de empezar la capitación sobre derechos humanos en las comunidades locales.

 

La mina North Mara está ubicada en un área aislada y poco desarrollada de Tanzania, a 30 kilómetros de la frontera con Kenia. La inmigración de otras áreas y otros países es incontrolada y la capacidad de aplicar la ley es limitada, ya que el área es un imán para el crimen organizado. La agitación social debido a la pobreza es también un problema.

 

“Es una cultura guerrera y muchos hombres entran al ejército”, dice Moya. “Hay también un largo historial de minería artesanal en el área”.

 

Una cantidad de problemas patrimoniales y quejas históricas de la comunidad anteceden la adquisición de la mina por parte de Barrick en el 2006, y continúan hasta hoy. En la actualidad, North Mara es operada por ABG, una subsidiaria de Barrick, y los esfuerzos para obtener la licencia social y el apoyo de la comunidad han involucrado desafíos, especialmente a la luz de los problemas constantes de ley, orden y seguridad. El ingreso ilegal a la mina es una inquietud constante para los servicios de seguridad que, en ocasiones, puede tener consecuencias graves.

 

En mayo, el ingreso masivo y por la fuerza a la zona de acopio de minerales de la mina generó una confrontación entre la policía y los intrusos (que portaban armas) en la que murieron cinco intrusos y una cantidad de miembros de la policía resultaron heridos.

 

El problema de la violencia –e incluso las acusaciones de violencia sexual—han sido un desafío que la compañía ha tenido que enfrentar al momento de buscar soluciones nuevas y perdurables que aborden las legítimas necesidades de seguridad de la compañía, en línea con los estándares internacionales de derechos humanos, específicamente los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos. Se está desarrollando un rango de medidas para mejorar y aumentar la seguridad en la faena, lo que incluye construir un muro alrededor de la propiedad, contratar más mujeres como parte de los servicios de seguridad e instalar más cámaras con circuito cerrado de televisión. En paralelo, la compañía también se ha centrado en disminuir el nivel de conflicto en la comunidad y asegurarse de que los habitantes del lugar se beneficien con las operaciones. “North Mara es un activo de largo plazo para nosotros y para Tanzania”, dice Greg Hawkins, presidente y CEO de ABG. “La mina es un contribuyente importante a la economía de la región y del país. Nos hemos comprometido con el éxito de esta operación y a abordar los asuntos que ejerzan impacto en la comunidad”.

 

Muestras de avance

En los últimos meses la compañía ha ampliado en forma importante su compromiso con la comunidad y todos los niveles de gobierno en Tanzania como parte de una estrategia más extensa para promover la coexistencia pacífica en North Mara. El trabajo, junto con la ONG Buscando Bases Comunes, por parte de ABG es una faceta de la estrategia. La compañía también está trabajando para resolver quejas de la comunidad e intenta ser más transparente en sus tratos con las localidades de los alrededores y mejorar el alineamiento con los estándares internacionales de derechos humanos. Hay muestras de avance en todos estos frentes.

 

Debido a la pobreza considerable y los desafíos para el desarrollo en el área, los fondos para iniciativas comunitarias también han aumentado. Hace poco, ABG triplicó su presupuesto anual de desarrollo comunitario en Tanzania a $10 millones de dólares, gestión que permitirá a la compañía financiar más proyectos de desarrollo comunitario y ampliar también proyectos actuales.

 

Recientemente, la mina entregó fondos al Consejo del Distrito de Tarime para reparar los caminos que van a localidades cercanas, como Kewanja, Nyangoto y Matongo. Las reparaciones aseguran que los caminos quedarán transitables durante un año.

 

En resumen, ABG entregó $300.000 dólares para los trabajos de reparación, lo que el consejo paga generalmente como parte de su presupuesto para infraestructura. “La rehabilitación del camino ha creado mucha buena voluntad en la comunidad”, dice Kevin D’Souza, director de Relaciones Comunitarias de Barrick. “Ayuda, por cierto, al traslado general de los lugareños y mejora el acceso a los mercados”.

 

ABG también está trabajando en planes para promover el acceso al agua en localidades cercanas, que están ubicadas en una región árida de Tanzania. En la actualidad, la compañía está entregando 90.000 litros de agua potable a diario a través de camiones cisterna a las localidades de los alrededores, y está haciendo estudios para identificar lugares para pozos que darán un acceso más inmediato al agua.

 

Además, ABG recién empezó a renovar el Hospital Sungusungu, un establecimiento pequeño cerca de la mina. La fase inicial de la renovación comprende una inversión de $350.000 dólares, que incluye mejoras al suministro de agua al hospital y su capacidad para generar electricidad. La próxima fase comprenderá una inversión de $250.000 dólares e incluye mejoras a los equipos médicos y a la entrega de servicios.

 

Para ayudar a los habitantes del lugar a obtener beneficios de la mina, la operación North Mara firmó hace poco un acuerdo con un contratista local de medioambiente para que preste servicios de recolección de basura y limpie las calles en tres localidades cercanas.

 

La mina pidió que el contratista dé preferencia a mujeres locales, y hoy, se ha contratado a más de 60 mujeres. Si el proyecto piloto tiene éxito, se podría ampliar a otras localidades.

 

Recientemente, ABG aprobó una política nueva de derechos humanos, que se modeló según la política de derechos humanos de Barrick, que es parte de un programa más amplio de cumplimiento de derechos humanos que está desarrollando Barrick. Además, ABG realizó programas más actualizados de capacitación obligatoria sobre derechos humanos a su personal de seguridad que abarca problemas de violencia sexual y procedimientos nuevos para el proceso la escalada de acusaciones relacionadas con asuntos de derechos humanos.

 

Diálogo con las comunidades

Quizá lo más importante es que en los últimos meses ABG ha tenido diversas reuniones con líderes y ancianos locales, y asambleas con las localidades para promover un diálogo permanente y abierto con las 7 localidades que conforman el área de influencia de la mina. El objetivo es reconstruir la confianza y los primeros indicadores prometen.

 

Basie Maree, gerente general de la mina North Mara, asistió personalmente a la gran mayoría de las reuniones, algunas de las cuales fueron organizadas por Buscando Bases Comunes. “Las reuniones fueron un gran avance”, dice Maree.

 

“Están dando a la gente la oportunidad de hablar y manifestar su frustración en forma no confrontacional. También hemos logrado avances en cuanto a aclarar los acuerdos “de implementación en beneficio de las localidades”, el pago de los royalties y mejorar la transparencia en la adquisición de tierras. Reconocemos que todavía queda trabajo que hacer, pero estos son avances positivos”.

 

D’Souza destaca que los ancianos del lugar valoran mucho el hecho que Maree haya participado en las reuniones. De hecho, en señal de respeto a Maree, los pobladores ahora se refieren a él como Basie Marwa, que significa primogénito en Kurgan, el idioma local que habla la mayoría de los lugareños. “La localidad está tan contenta de que alguien como él escuche nuestras inquietudes”, dice.

 

El Jefe Marwa Gabogwe, líder del clan Nyamongo, uno de los clanes Kuria más grandes y destacados de la región, dice que ABG y las comunidades locales pueden resolver sus diferencias trabajando en conjunto. “Juntos podemos encontrar formas amigables de resolver los conflictos existentes para restablecer la paz en la comunidad y coexistir con la mina”, dice. “Tenemos que apoyarnos mutuamente para remediar la situación. Solos no se pueden cambiar los problemas que hay. Ni siquiera el gobierno mismo, usando sus organismos de seguridad, puede traer la paz. La paz sustentable sólo llegará dialogando con la comunidad y sus líderes”.

 

Herramientas pedagógicas potentes

En el intertanto, Buscando Bases Comunes (Search for Common Ground) sigue trabajando en North Mara. La ONG, usa, por lo general, efectos visuales y actividades con participación activa como herramientas pedagógicas. Se están preparando tiras cómicas con ilustraciones de conductas que gatillan conflictos. Por ejemplo, una de las tiras cómicas incluye escenas de arrestos ilegales y hordas violentas, y sirve como trampolín para discusiones y educación sobre libertades fundamentales y el estado de derecho.

 

Otro ejercicio simple, aunque potente, que usan los instructores de la ONG es pedir a los participantes que rompan un pedazo de papel y traten de unir todas las piezas de nuevo. “Es muy difícil hacerlo, y el papel nunca será igual a como era antes”, dice Moya.

 

En algunos casos los instructores reemplazaron el papel por un mapa de Tanzania, para destacar a la policía y la población el daño que puede tener el conflicto en su país. “Es un mensaje fuerte”, dice Moya.

 

El Jefe Gabogwe dice que este tipo de educación y diálogo continuo entre ABG y las comunidades locales son decisivos para el futuro de la región. “La luchas de nuestro tiempo son por el desarrollo, para superar la pobreza, no guerras donde se combate”.

 

Para conocer información actualizada sobre el estatus de las iniciativas de Barrick y ABG en desarrollo en la mina North Mara, visite: www.barrick.com.

 

African Barrick Gold triplica la inversión comunitaria en Tanzania con el lanzamiento del Fondo Maendeleo

 

African Barrick Gold (ABG) está triplicando su gasto en desarrollo comunitario en Tanzania, con el anuncio del lanzamiento del Fondo Maendeleo, que tendrá un presupuesto anual de $10 millones de dólares para financiar proyectos que mejoren la calidad de vida de las comunidades en que ABG tiene operaciones.

 

Este es el fondo de desarrollo comunitario corporativo más grande en Tanzania, donde alrededor del 36% de la población vive bajo la línea nacional de la pobreza, según la última información disponible del Banco Mundial.

 

“El lanzamiento del Fondo Maendeleo destaca el foco y el compromiso continuo de ABG con el desarrollo comunitario en Tanzania”, dice el Embajador Juma Mwapachu, director no
ejecutivo independiente de ABG. “Siguiendo con eso, nos interesa también explorar alianzas con terceros con experiencia para entregar inversión sustentable en la comunidad”.

 

El fondo incorporará el presupuesto anual actual de desarrollo comunitario de ABG de unos $3 millones de dólares y la compañía dará recursos para ampliar el alcance de los proyectos actuales y emprender ambiciosas iniciativas nuevas. Las inversiones se focalizarán en el desarrollo comunitario, salud, educación, medioambiente, proyectos hidráulicos, programas de capacidades y capacitación, e incluirán apoyo a organizaciones no gubernamentales con capacidad probada para cumplir con iniciativas de desarrollo comunitario.

 

“El Fondo Maendeleo busca promover una estrategia integral de desarrollo comunitario que utilice las sinergias en todas nuestras operaciones en Tanzania”, dice Deo Mwanyika, vicepresidente de Asuntos Corporativos de ABG.

 

“El fondo nos permite considerar financiamiento para una diversa gama de proyectos, contribuir al desarrollo socio-económico y fortalecer las comunidades en que hacemos negocios”. Aunque los proyectos comunitarios serán el foco principal del fondo, también habrá oportunidad de apoyar iniciativas de desarrollo nacional. ABG se reunirá con diversos grupos de interés para calibrar áreas de prioridad nacional.

 

Como parte del compromiso de ABG con la responsabilidad social empresarial, el fondo también financiará diversas iniciativas filantrópicas, donaciones, patrocinios, alianzas y otras formas de apoyo e inversión pública. Uno de los primeros desembolsos del fondo fue una donación de $37.000 dólares para ayuda en caso de desastre a las familias de más de 200 personas que murieron cuando se hundió un trasbordador en la costa de Zanzíbar, el 10 de septiembre. La donación se entregó al gobierno de Zanzíbar junto con un mensaje de condolencia de ABG.

 

ABG ya está recibiendo llamados de muchas organizaciones con propuestas de financiamiento. La información sobre cómo postular a financiamiento está disponible en el sitio web de ABG (http://www.africanbarrickgold.com).

 

Inversiones en la comunidad en Tanzania

Sólo en los 3 últimos años, Barrick/ABG ha invertido más de $10,3 millones de dólares en proyectos de desarrollo en comunidades en los alrededores de sus operaciones en Tanzania. A continuación, se presentan algunas iniciativas financiadas por la compañía:

• Se invirtieron varios millones de dólares en la construcción de 10 escuelas primarias y 2 secundarias.

• Se invirtieron $500.000 dólares en una alianza con TANESCO, la empresa nacional de electricidad de Tanzania, para llevar electricidad a la comunidad de Kakola y a las áreas de los alrededores, cerca de Bulyanhulu.

• Se comprometieron $ 2 millones de dólares para construir cañerías que llevarán agua dulce a las comunidades cerca de la mina Bulyanhulu, una iniciativa que beneficiará a unas 150.000 personas.

• ABG y USAID se comprometieron a financiar conjuntamente un programa de 3 años por $700.000 dólares para entregar atención de salud a la comunidad en los alrededores de la mina North Mara.

• Se lideró un programa para financiar cirugías a más de 700 niños a los que se les ayudará a corregir alteraciones congénitas como labio leporino, paladar hendido y pie zambo.

• Se invirtió en una clínica nueva en la mina Tulawaka, que da atención primaria y cuidados obstétricos a personas que viven en el área y ofrece asesoría y exámenes voluntarios para el VIH/SIDA.

• Se formó la Iniciativa de Salud Lake Zone, una alianza público-privada para ayudar a combatir el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis. La Lake Zone de Tanzania abarca 7 regiones y en ella viven 9 millones de personas.

• Alianza con la ONG Bridge2AID y el gobierno de Tanzania para aumentar el acceso a atención odontológica de emergencia en las áreas rurales del país.

Otras Noticias