Hemlo y Habitat for Humanity ayudan a las familias a concretar su sueño

Mayo, 2014
 

Familias de Hemlo cumplen sueñoDos familias de Marathon, Ontario, fueron seleccionadas para convertirse en propietarias de su vivienda por primera vez gracias al proyecto Habitat for Humanity (Un Hábitat para la Humanidad, en inglés) patrocinado por Barrick Hemlo, en Hemlo, que es el operador de las minas Williams y David Bell cerca de Marathon, y está aportando C$50.000 dólares canadienses al proyecto y ayudando a reclutar otros patrocinantes locales.

 

“Fue una buena oportunidad para que agrupáramos a la gente en torno a una causa común e hiciéramos algo bueno en la comunidad”, dice Debra Bouchie, Superintendente de Relaciones con los Empleados en Hemlo.

 

Habitat for Humanity trabaja con voluntarios y socios de la comunidad para construir casas a un precio razonable y ayudar a romper el círculo de la pobreza.  Desde 1994, la filial Thunder Bay de la organización  ha construido 27 casas, todas ubicadas en la ciudad de Thunder Bay, a unas 3,5 horas al este de Marathon.

 

“Tenemos un distrito inmenso”, dice Diane Mitchell, CEO de Habitat for Humanity en Thunder Bay.  “Uno se demora alrededor de 10 horas en atravesarlo en vehículo y unas 4 horas en recorrerlo de norte a sur.  Simplemente no contamos con capacidad para estar presentes en todo el distrito, y no podríamos haber hecho este proyecto sin Barrick.  Nunca podremos agradecerle lo suficiente”.  

 

El proyecto se transformó en una posibilidad en el 2012, cuando el gobierno canadiense informó a Habitat for Humanity que tenía casas disponibles en Marathon. Las 2 casas son bungalows de 3 dormitorios, que se construyeron en los años 70 y cada una necesita importantes renovaciones, dice Mitchell.  “Hay que modernizar todo”, dice ella.  “Estamos rehaciendo el techo, las ventanas, parte de la gasfitería, armarios de la cocina, los baños y estamos colocando los dormitorios en el sótano de una de las casas porque una familia es un poco más grande”.

 

La comunidad de Marathon está estrechamente involucrada en el proyecto, agrega Mitchell, y destaca que el coordinador de la construcción es de la municipalidad y que los materiales de construcción para las 2 casas se están donando o se adquirieron con descuentos en empresas locales.  Se espera que las casas estén listas este verano.

 

El verano pasado, se formó el Comité de Selección de las Familias, que estaba constituido por 2 empleados de Barrick, Mitchell y un miembro de la comunidad de Marathon, para elegir a las familias que recibirían las casas.  Para postular, las familias debían estar viviendo en la línea de la pobreza o bajo esta, no poder financiar un crédito hipotecario convencional y vivir en una casa inadecuada, lo que puede significar cualquier cosa entre hacinamiento y condiciones inseguras o insalubres.  Las familias también debían tener un ingreso estable, ya que debían pagar un crédito hipotecario y un impuesto a la propiedad proporcional a su ingreso.  Además, las familias tuvieron que acordar hacer trabajos voluntarios destinando 500 horas de su tiempo para ayudar a construir su casa y/o hacer trabajos voluntarios en la comunidad.

 

Lonna Beaulieu supo sobre el proyecto Habitat for Humanity en agosto del año pasado, sólo una semana antes de que se cerraran las postulaciones.  Es madre soltera de 3 hijos y trabaja como coordinadora en la Corporación de Desarrollo Económico de Marathon.  Arrienda una casa en Marathon que, según sus palabras, conoció días mejores.  “Los armarios se están empezando a venir abajo, la llave del estanque de afuera gotea y contiene petróleo”, dice.  “Este invierno pagué mil dólares mensuales sólo en petróleo”.

 

Logró presentar su postulación justo poco antes del plazo final y, en octubre, supo que era una de las 2 familias que iban a recibir una casa.  “Significa mucho”, dice.  “Podré pagar un crédito hipotecario y tener mi casa propia.  Así estoy un poco más segura ya que en determinado momento, cuando uno está arrendando, si no cumples los requisitos te pueden decir: ‘Bueno, no le vamos a arrendar más’ ”.

 

El pago del crédito hipotecario y de los impuestos se reajusta todos los años basándose en la renta, dice Mitchell.  Por lo general, los pagos corresponden al 25% del ingreso familiar bruto.  “Efectivamente, nos reunimos con la familia si ocurre un evento importante en su vida, como quedar sin trabajo o en caso de una enfermedad grave”, dice Mitchell.  “Tratamos de encontrar la forma de que ellos sigan en la casa”.  

 

Marley Mallory (segunda desde la izquierda) y Lonna Beaulieu (extremo derecho) con sus familias en una ceremonia en Marathon, Ontario.  Las familias esperan trasladarse a sus respectivas casas este verano

Marley Mallory (segunda desde la izquierda) y Lonna Beaulieu (extremo derecho) con sus familias en una ceremonia en Marathon, Ontario. Las familias esperan trasladarse a sus respectivas casas este verano

Por último, entregando una vivienda a un precio razonable, Habitat for Humanity ayuda a las familias a romper el círculo de la pobreza.  Las familias ya no tienen que elegir, por ejemplo, entre comprar comida o pagar el arriendo, y tienden a recurrir menos a los servicios sociales, dice Mitchell.  Muchas familias pueden ahorrar lo suficiente de manera que uno o ambos padres vuelvan al colegio y sigan estudiando.

 

Marley Mallory dice que no habría sido posible que su familia fuera propietaria sin Habitat for Humanity.  En el caso de una madre con 4 hijos que trabaja como gerente de productos en Marathon, su familia también fue seleccionada para recibir una casa.  “Sé que hay muchas personas que no tienen casa, por lo que estoy agradecida de que hayamos tenido siempre un techo sobre nuestra cabeza”, dice.  “Pero también soy una persona realista y sé que, sin este tipo de oportunidad para mi familia, nunca habríamos podido tener nuestra casa propia”.

Otras Noticias

  • El cielo es el límite

    El cielo es el límite

      El equipo de geomensores de Pueblo Viejo agudiza su visión con vehículos aéreos no tripulados   Los vehículos aéreos no tripulados (UAVs, por sus siglas en inglés) son una de las herramientas tecnológicas más nuevas adoptadas por la industria minera para hacer geomensura.  Atrás...

    Leer más →
  • Encontrándose con la Química en la minería

    Encontrándose con la Química en la minería

    Si la minería moderna fuera simple, el grupo de Soluciones Tecnológicas Estratégicas de Barrick no sería necesario.  Pero el desafío de construir y operar minas grandes con yacimientos complejos en lugares remotos crea la necesidad de contar con personas que puedan resolver problemas tecnológicos...

    Leer más →
  • Haciendo otro tipo de diferencia

    Haciendo otro tipo de diferencia

      (Por Peter Sinclair, Vicepresidente Senior de Asuntos Corporativos)    Una operación minera a gran escala y con tecnología de punta en medio de la Tanzania rural era casi lo último que esperaba ver ese seco y polvoriento día en el año 2004.  A fin de cuentas, había trabajado en muchas organizaciones...

    Leer más →
  • El programa Sierra Productiva ha introducido eco-tecnologías en Cahuide, que están mejorando la calidad de vida de la comunidad

    El programa Sierra Productiva ha introducido eco-tecnologías en Cahuide, que están mejorando la calidad de vida de la comunidad

    Zavala muestra un tranque de agua cubierto con una geo-membrana impermeable.   Rufino Zavala está contento a primeras horas de la mañana y ríe alegremente mientras describe cada cultivo a lo largo de la nebulosa ruta desde Santiago de Chuco hasta Cahuide.  Aquí, a alturas superiores a los 4.000...

    Leer más →
  • Información actualizada sobre Renacer

    Información actualizada sobre Renacer

    Ha pasado poco más de un año desde que 125 familias se trasladaron desde barrios pobres en Copiapó, Chile, a un complejo residencial nuevo en un área más segura de la ciudad.  La iniciativa se conoció como el proyecto Renacer, una alianza multilateral entre el Ministerio de Vivienda de Chile,...

    Leer más →